skip to Main Content
      8120298133
info@ivaznoticias.com
Death Note Light Yagami Misa Ryuk L Netflix

Death Note.. ¿según Netflix?

Netflix asesina a Death Note

La tan esperada adaptación de Netflix del conocido anime Death Note por fin hizo su debut este viernes 25 de agosto, y al parecer decidió entrar con el pie izquierdo. Casi de inmediato, tanto la crítica especializada como los fanáticos del anime, destrozaron al film de la que fuera considerara en su versión animada una obra de culto, pero que sin lugar a dudas dista mucho de serlo en su versión norteamericana.

De la trama original al parecer sólo se han retomado los nombres de los personajes, dejando por lado sus personalidades. Con esto claramente se pierde una parte fundamental de la historia, ya que son éstos mismos los que van jugando con las posibilidades en el argumento, de esta forma, a pesar de ser la misma premisa, “un shinigami (dios de la muerte) que deja caer un cuaderno al mundo humano con el poder de matar a las personas con sólo escribir sus nombres, es recogido por estudiante que lo utilizará para limpiar al mundo de la maldad”, podemos percatarnos que, si light no es en esencia un psicópata, además de un estudiante brillante y popular, y L no es un genio excéntrico inquebrantable, la historia se vuelve completamente lineal, sin los grandes giros argumentales que estos personajes proponían. Se pierde el sentido del bien contra el mal y quién es el que representa a la justicia, se deja de cuestionar la moralidad y el temor a lo desconocido y simplemente se vuelve otro caso criminal donde el sentido de lo sobrenatural queda de más.

death note light yagami misa ryuk L netflix

El personaje de light, interpretado por Nat Wolff, se vuelve un adolescente más del montón, carente de esa brillantez y carisma que debe poseer si quiere convertirse en el Dios del nuevo mundo, con lo cuál el mismo Ryuk llega a sugerir que debería pasar la libreta a alguien más, y en verdad no podríamos estar más de acuerco con el shinigami. Así mismo pareciera que Light ha cambiado roles con Mia (Misa) ya que es ella quien más puede destacar como un psicópata en esta película y como la manipuladora del enfermizo amor que sostienen entre ambos. El actor Lakeith Stanfield por su parte hace, al menos al inicio, una representación medianamente aceptable de L, la cuál dura poco, ya que se va deformando a lo largo de la trama hasta convertirse en alguien totalmente irreconocible para la personalidad del detective, esto excluyendo las diferencias físicas con el personaje que tanta polémica causaron, y las cuales pudieron quedar en un rol secundario si se hubieran trabajado más las características intrínsecas de L. Por último, el shinigami Ryuk, representado por el afamado actor Willem Dafoe, el cual da ese toque sobrenatural, parece no quedarse como un observador en busca de diversión a costa de los humanos, este Ryuk hace intervenciones más directas en la trama y a la vez resulta más amenazante que su contraparte animada, aún así los efectos utlizados para darle vida lo hacen parecer una botarga malograda, aunque sí resulta atemorizante a la vista. La participación de Dafoe resulta un acierto en esta producción sin ningún tipo de dirección, el actor se encarga de darle el toque exacto a la voz de Ryuk y sacarle el mayor provecho que se puede, si al final el shinigami cambia también considerablemente su rol es debido al malogrado guión.

Un mal sabor de boca es la que nos ha dejado Netflix esta vez, y las declaraciones del director de esta película, Adam Wingard, sobre una posible secuela no hacen más que romper el espíritu. Muy seguramente en esta versión de Death Note Ryuk no podrá decir que los humanos somos muy interesante.

¡Sé creativo, útil y sutil!

Back To Top
Search